Título

Si tienes calefacción central, te esperan cambios

16 febrero 2015
 
Si tienes calefacción central, te esperan cambios

 

Desde 2017 cada vecino de un inmueble con calefacción central a gas pagará por la energía que consuma, no por su coeficiente de participación. La medida busca la eficiencia energética y un pago más justo por la calefacción, aunque conllevará un destacado gasto en instalaciones.

 

Las pautas para tarificar la energía que consumimos varían cada cierto tiempo y la consecuencia suele ser siempre la misma: la mayoría de consumidores se pierde y no entiende qué le están cobrando y qué está pagando. En el caso de las comunidades que funcionan con calefacción central a gas resulta bastante injusto que todos los propietarios paguen "a escote".

Por ello, ya se prevé una nueva modificación, que entrará en vigor a partir de 2017: cada vecino pagará por la energía que consume y no por su coeficiente de participación.

La mayoría de los sistemas de calefacción central actuales derrochan energía, pero además no llegan a lograr la temperatura requerida en todos los puntos de la vivienda. Para tratar de paliarlo, el Parlamento Europeo dictó en 2012 una directiva de eficiencia energética que obliga a todos los edificios con instalaciones de climatización central a instalar contadores de consumo individuales. El objetivo de esta medida pasa por repartir el gasto centralizado, de manera que lo que paga cada propietario se acerque lo más posible a la energía que realmente gasta. El Real Decreto que transpone esta directiva, cuya fecha prevista era junio de 2014, todavía no ha sido promulgado, pero lo será en breve.

Modificación de instalaciones

Así, para que 1,7 millones de hogares españoles con calefacción central cumplan con esta normativa, será necesario que modifiquen sus instalaciones antes del 31 de diciembre de 2016, y de no hacerlo los propietarios de estas viviendas se enfrentarán a sanciones de hasta 10.000 euros. Además, no cambiar la instalación tendrá otra penalización destacada, pues la norma autoriza a la comunidad a facturar el máximo consumo a los clientes ‘rebeldes’.

Y ojo, porque se exceptúa de la obligación de instalar medidores individuales a los edificios en los que no compense desde el punto de vista económico por estar situados en zonas relativamente cálidas, generalmente de Canarias y el sur de la península.

Cumplir la normativa

La forma más sencilla de cumplir la normativa es poner un contador a cada vecino, pero esto sólo es técnicamente posible en las calefacciones dispuestas en anillo (el 40% del total), y en España hay más de un millón de viviendas cuyas instalaciones más antiguas que están distribuidas en columna, con los radiadores de los distintos pisos unidos entre sí de arriba a abajo. Estos sistemas requieren la instalación de un aparato de medición en cada radiador y de una unidad que centraliza las lecturas. Sea cual sea el sistema empleado, se debe acompañar de algún dispositivo que permita a los usuarios regular la temperatura de forma individual, para hacerse responsables de su consumo. Las instalaciones en anillo se regulan con un único termostato y una válvula a la entrada de la vivienda. Si la instalación es en columna, hay que regular cada radiador por separado con una válvula termostática en su entrada. Estas válvulas pueden ser mecánicas o electrónicas e incluso estar dotadas con control remoto. Dependiendo de cuál de estas tecnologías se utilicen, su precio oscila entre 15 y 40 euros.

Si cada vecino puede ajustar la temperatura de su casa abriendo y cerrando las válvulas, la presión del agua en las tuberías de muchas de la comunidades reformadas sufrirá frecuentes variaciones, y muchas de las instalaciones actuales no están listas para funcionar de esta manera, ya que las bombas que hacen circular el agua son de velocidad fija y mantienen un caudal constante. Por ello, en esos casos habrá que cambiar esas bombas por otras de velocidad variable, que harán subir más o menos cantidad de agua según lo que demanden los vecinos. Además consumen entre 3 y 8 veces menos energía y disminuyen la generación de ruido. También se recomienda volver a equilibrar el circuito hidráulico.

¿Cuánto cuesta todo esto?

Todos estos aparatos tienen un coste elevado. La instalación de los repartidores de costes (o el calorímetro) y las válvulas termostáticas junto con la derrama por adaptar las instalaciones comunes, supone un desembolso de entre 700 y 1.100 euros por vivienda. Este gasto equivale a un año de calefacción para un piso antiguo en una zona bastante fría.

La única buena noticia es que, si todo se hace bien y si los hábitos de uso mejoran, con este cambio se puede ahorrar entre un 20% y un 30% de la energía que antes se consumía. La inversión, en principio, quedaría así amortizada en unos 5 años.

¿Comprar o alquilar?

Para no tener que afrontar estos costes, se pueden alquilar los equipos a una empresa especializada, que suelen cobrar entre 6 y 7 euros al año por cada radiador, incluidos los costes de lectura y facturación. La ventaja de alquilar en lugar de comprar es que se evita el desembolso inicial, pero a la larga no es una opción interesante. En los 10 años de vida estimada que tiene la pila de un repartidor de costes, el alquiler de cada dispositivo habrá costado 66 euros frente a unos 25 euros que supone comprarlo.

La adaptación a la normativa debe acordarse en una junta de propietarios. Al tratarse de una medida de eficiencia energética, requiere el voto favorable de las tres quintas partes de los propietarios, que tendrán que decidir qué sistema usan y con qué empresas contratan. Habitualmente, el administrador o el presidente de la comunidad se encarga de procesar los repartos que le remite la empresa de gestión energética para emitir las facturas de cada vecino, lo que suele suponer un aumento de su trabajo.

Algunas comunidades autónomas han puesto en marcha planes de ayudas para estas instalaciones:

  • Andalucía: Cubre un 20% de la inversión, si supera los 3.000 euros por vivienda.
  • Asturias: Las subvenciones cubren el 35% del coste y hasta el 50% si se mejora la accesibilidad del edificio.
  • Madrid: Entre 10 y 17 euros por radiador en el que se instale un repartidor de costes y una válvula termostática. El presupuesto en 2014 fue de tres millones de euros.
  • Navarra: Entre el 20% y el 40% del coste según la renta familiar y siempre que se cumplan los requisitos de “rehabilitación protegida”.
  • País Vasco: Se cubren hasta el 20% del coste de instalación.

Información obtenida de la página de OCU

http://www.ocu.org/vivienda-y-energia/calefaccion/noticias/tarificacion

 

 

 

Un estudio pionero evalúa el riesgo de sobrecalentamiento de los edificios de viviendas por el cambio climático

El Estudio y Evaluación del confort térmico y riesgo de sobrecalentamiento en viviendas plurifamiliares EECN ha sido realizado por el Laboratorio de Control de la Calidad en la Edificación, perteneciente al Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco

18/11/2019

 

Un estudio pionero evalúa el riesgo de sobrecalentamiento de los edificios de viviendas por el cambio climático

El Laboratorio de Control de Calidad en la Edificación del Gobierno Vasco, ubicado en Vitoria, ha presentado un estudio que analiza el riesgo de sobrecalentamiento y el confort térmico en un edificio de viviendas construido en 2014, y ubicado en Madrid, zona favorable por presentar un clima dual con alta demanda de frío y calor. La presentación de este estudio, que es pionero en el sector, y que ha sido promovido por Knauf, Knauf Insulation, Griesser y Zendher, ha tenido lugar durante la celebración de la 11ª Conferencia Española de Passivhaus (PEP), celebrada del 13 al 15 de noviembre en el Forum Evolución de Burgos.

Este informe, cuyos primeros estudios se remontan a 2018, compara, mediante una simulación dinámica en un mismo bloque de viviendas, dos escenarios bien distintos: el de un edificio base construido según el borrador de DB-HE 2018, del Código Técnico de la Edificación (CTE), y otro levantado con el sistema de fachada ligera Passivhaus de Knauf y Knauf Insulation, control solar dinámico de Griesser y ventilación de alta eficiencia Zehnder.

La simulación refleja que el comportamiento del edificio mejorado con la fachada ligera certificada por el Instituto Passivhaus es notablemente superior que el EECN en base al CTE a lo largo de todo el año. Con esta solución, se solucionan, según el estudio, tres de los cinco principios básicos de este estándar de alta eficiencia energética: el aislamiento térmico, la hermeticidad al aire y la ausencia de puentes térmicos.

“Se han realizado una batería de 12 simulaciones dinámicas anuales, que permiten analizar las distintas posibilidades de usuarios con mayor o menor uso de ventilación natural y las diferencias entre viviendas en orientación Norte o Sur”, explica Juan María Hidalgo, autor del estudio y experto del Área de Térmica del Laboratorio de Control de Calidad en la Edificación del Gobierno Vasco.

Aumenta el ahorro energético

Este informe ratifica, asimismo, que esta fachada desarrollada por Knauf y Knauf Insulation permite conseguir hasta un 38% de ahorro en calefacción y un 54% en refrigeración, y, en consecuencia, una menor emisión de CO2 a la atmósfera durante la vida útil del edificio, y una mayor eficiencia energética.

 

 

 

Un estudio pionero evalúa el riesgo de sobrecalentamiento de los edificios de viviendas por el cambio climático

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“El diseño de un edificio en su fase más temprana teniendo en cuenta la orientación, la protección de huecos mediante medidas pasivas como el control solar dinámico y el aislamiento de la envolvente, es clave para evitar las consecuencias del sobrecalentamiento, que se traducen en un disconfort térmico y un elevado consumo energético en el interior de la vivienda”, destaca Oscar del Rio, director general de Knauf Insulation Iberia.

El control solar dinámico que aporta la marca Griesser y la ventilación de alta eficiencia de Zehnder aplicada a este edificio de ocho alturas con 32 viviendas por planta más una baja, mejora el confort térmico tanto en primavera como en otoño. Según Hidalgo, “la protección solar en los edificios construidos bajo el CTE en los climas de la península es actualmente uno de los aspectos más importantes para mantener el confort térmico. En los edificios EECN o Passivhaus es todavía más importante”. “Sobre todo”, continúa, “porque los EECN y Passivhaus tienen unos flujos de calor más pequeños y una ganancia incontrolada del sol que puede generar desequilibrios importantes y disconfort”. Es además, si cabe más importante para conseguir edificios resilientes frente al futuro clima más cálido en todo el Mediterráneo.

Arkaitz Aguirre, gerente de Griesser, apunta la importancia de promover la integración de las persianas graduables en los edificiones ECCN y Passivhaus, “ya que mejoran el rendimiento energético de la envolvente transparente favoreciendo el paso de luz natural al interior de los edificios”. En este estudio esta protección solar evita el sobrecalentamiento consiguiendo una reducción media de ganancias solares del exterior de un 52% gracias a las ventanas y a su envolvente traslúcida. Se consigue una protección máxima del 96% en semanas cálidas.

Por su parte, Pablo Maroto, director técnico y de marketing de Knauf Iberia, afirma: “No hay duda de que hacer edificios más eficientes y confortables es el camino hacia una arquitectura más sostenible. Esto no implica un coste mucho mayor si tenemos en cuenta un retorno de la inversión corto. No debemos olvidar que pasamos más del 80% en entornos cerrados y tener en cuenta todos estos conceptos a la hora de proyectar un edificio, nos ayuda a tener un mayor confort térmico y más saludable si además utilizamos materiales adecuados junto con una correcta ventilación”.

El incremento de la temperatura a nivel global y la ubicación geográfica de España, hace obligatorio que se tengan en cuenta las medidas expuestas si se quiere reducir la demanda y el consumo energético del sector de la construcción, se lee en el estudio.

Los profesionales que lo deseen pueden consultar el estudio registrándose en esta web: www.toparquitecturasaludable.com

Información obtenida de la página ALIMARKET

https://www.alimarket.es/construccion/noticia/306284/un-estudio-pionero-evalua-el-riesgo-de-sobrecalentamiento-de-los-edificios-de-viviendas-por-el-cambio-climatico

Contacto:

45216 Carranque

Toledo
Teléfono: 

625 19 58 31 / 91 028 19 71

Fax:

925 54 40 04

info.reformasfontaycal@gmail.es

 

Contactar con nosotros 

Puede contactar con nosotros a través del formulario de contacto o haciendo clic en el correo del apartado que esta justo encima de estas palabras. Nos pondremos en contacto con usted en la mayor brevedad posible.

Instalaciones y mantenimientos fontaycal en facebook

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© www.reformasfontaycal.es